Nuestro amado jefe no habrá jugado a rol lo suficiente como para ser considerado un digno representante del gremio de editores de Juegos de Rol, pero hay que reconocerle que tiene un algo especial que le permitiría salir airoso incluso de una dirección de partida.

Hace tiempo nos anunció en petit comité que para la campaña de publicidad de Cliffhanger necesitaba grandes dosis de autenticidad, porque si el buenismo que viene de fuera es malo, peor es el que surge de las entrañas de las editoriales por boca de sus integrantes.

En sintonía con esta peculiar filosofía de entender las cosas, se ha cuidado muy mucho de que nadie en Ludotecnia, salvo él, obviamente, haya visto el trabajo gráfico definitivo de los dos primeros libros de la colección de nuestras entretelas, y ayer tarde, en un alarde de sacada de pecho sin red ponía a disposición del público en general (léase todo quisque, incluso nosotros) la portada que engalana Dogfight, primero en su muro de Facebook y luego en su blog personal, con dos cogieron. 

Prometió fuegos artificiales para esta semana y visto lo visto está cumpliendo. A ver qué le sacamos en las próximas horas.

Seguiremos informando.

Cosas que no cambian

Publicado el

jueves, 10 de febrero de 2011

Etiquetas

5 Comments
Avatar dijo...

Los problemas del editor de esta casa se resolverían con suma facilidad con una fórmula la mar de simple: pasar por el aro. O sea, jugar más a rol (a los juegos que consideren oportunos los gurús de la Orden de la Nariz Roja), ejercer la melifluidad comocanon moral y, sobre todo, hablar siempre bien de todo, incluidas cosas que hiedan.

Uf, no, déjalo. Mejor le mandas los deberes al otro sabio del taller creativo ese para que te anote la actitud como Dios manda XD XD XD

Joder, es que no me puedo quitar la chorrada de la cabeza. ¡Es como un buen chiste que no se te olvida una vez te lo cuentan!

Nah dijo...

je, pues anda q no tiene aaaaaaaaaaaños el temita... :P

Avatar dijo...

Sí, como lo de que Ludotecnia no existe, igualito ;)

alberto_orco dijo...

Ludotecnia no existe. Es una IP concomitante de una editorial hace tiempo extinta.

La presentación de Madrid fue una redundancia espacio-temporal.

La colección presentada una ilusión óptica-sensitiva.

Y los cuatro tíos, muy feos muy feos, que la presentaron clones empapados en crack que no vertían más que patrañas y promesas vanas...

¿No me creéis? Llamad a una de las "supuestas" tiendas referencia del ramo sita en Bilbao.

Yo lo hice en su día, solo por asegurarme....

Abe dijo...

No te metas con los melifluos: somos empalagosos, dulzones y pegadizos y podemos darte una paliza con nuestra condescendencia y lavarte el cerebro con nuestra comprensión.

X-DDDDD