Un redevus siempre tiene su complicación. Es fundamental mantener un sistema estanco, que ninguna de las dos partes sepa nada sobre la otra, aparte del hecho de que se van a encontrar el el punto X en el momento Y. Nosotros no sabíamos de dónde venía Mazinger, él no sabía quién le iba a recoger. De esa forma, en caso de tener un problema en aduanas, nuestra seguridad no quedaba comprometida. Lo mismo se aplica en el caso de la otra parte, a nosotros nos han dado un número de vuelo y una hora de llegada, pero de por sí eso no significa mucho porque ambos son falsos y lo sabemos.

Yo estoy de plantón en llegadas internacionales de la Terminal 2. Jendris está cubriendo la parte de las cintas del equipaje, el Picolo anda dando vueltas por el hall, que es enorme, y Benito se encarga del área que hay entre la salida y el parking. No se puede andar uno con tonterías en un aeropuerto y menos en estos tiempos. Cuando por fin le veo salir llevo ya esperando unos cuarenta minutos.

—Coño Rambo, cuánto tiempo.

Tengo a Mazinger delante y parece que acabara se salir de la cama despues de dormir con la ropa puesta.

—Hallo Herr Mazinger, Wie geht ist ihnen?
—le digo sonríendo.

—Hombre, ¡pero si hablas alemán! ¿Qué lo has aprendido, viendo a los Lunnis?

Le estoy ofreciendo mi mano para un apreton y no hace ni un amago de alzar la suya. Me dice que tenemos que esperar antes de recoger el equipaje y eso me sorprende.

—A mí nadie me ha avisado de un cambio de planes.

—Porque no lo hay. Me he traído a una amiga pero eso no tiene nada que ver con el curro.

Estoy convencido de que no lo dice en serio, pero me hace cambiar de opinión una rubia que se nos acerca y le agarra del brazo mientras me mira por encima de una gafas de sol con las ces de Channel grabadas en la patilla. Tiene unas tetas enormes que parecen fuera de lugar pegadas a su pecho, lleva una minifalda tan corta que la blonda de las medias se tiene que ver claramente cuando se sienta, porque aun estando de pies se le ve justo un dedo del dibujo. Es alta, huele a un perfume un pelín espeso y camina sobre unos tacones altos como zancos.

Esta buenísima.

Esta buenísima y eso ya de por sí me pondría nervioso. En estas circunstancias, el triple.

—Ésta es Madalena y se va a quedar conmigo unos días. Es checa. ¿Está buena eh?

Me sonríe como si estuviese puesto, que probablemente lo esté. Siento furia y asombro a partes iguales. Esto es irregular de cojones, incluso para los estándares del Mazinger.

—Mazinger, a mi nadie me ha hablado de esto. Yo las instrucciones que tengo son venirte a buscar y darte apoyo operacional, de chatis, nada de nada.

—Bueno, pues ya me has venido a buscar y el apoyo operacional que necesito es que no me toques los cojones a cuenta de Madalena. Todos contentos. ¿Nos vamos?

Magdalena no parece entender nuestra discusión en castellano. Acaba de sacar un teléfono móvil de color rosa se su bolso y está mirando si tiene mensajes.

—Mazinger, si esta señorita no tiene algo que ver con la operación la tienes que dejar aquí. Compramos un billete a donde sea y la ponemos en el avión.

—¡Pero qué cojones va a tener ésta nada que ver con la operación! ¡Es una puta!

—Como si es una monja. Si no es por un tema operacional no la podemos sacar de aquí.

Mazinger mira al techo y respira hondo.

—Mira salao: aquí la amiga Madalena va a intervenir en la operación. Vamos, va a intervenir de cojones. ¿Sabes cómo?

—¿Cómo?


De Negro Mate, y es que a J&F le prestas un dedo y te toma el brazo.

Una puta y tres idiotas

Publicado el

viernes, 17 de junio de 2011

Etiquetas

6 Comments
alberto_orco dijo...

qué callado se lo tenía la muy perra.

leyendo...

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

J&F tiene calladas muchas cosas, como para que vengan algunos con ínfulas de ponerle en su sitio por poco menos que caduco XDDDD El viejo caimán es un abrevadero del que siempre seguiré aprendiendo ;)

Un abrazote, Alberto. Ya he arreglado la muñeca coja y al ordenata le queda sólo una jornada para que se pueda reinstalar el sistema. Mañana estoy en el estudio... ya sabes, si te apetece me pegas un toque antes de que recojas a Lohi ;)

Jose

alberto_orco dijo...

Mañana, para mi eterna desgracia, me toca día con sobrinos (los de Lohi).

Mantendremos el frente bien defendido.... XD XD XD

Avatar dijo...

Alberto, creo que superarías tu fobia a los críos haciendo un juego de rol de niños. Puedes inspirarte en la Cloaca Máxima, que allí hay ejemplos a tutiplén de tarados inmaduros. Unas risas te echarías XD

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Diossss, por un momento he pensado que habían vuelto a la carga XDDDDDD

Alberto, no problem, ya tendremos tiempo antes de que me vaya a Gorliz ;)

Un abrazote

Jose

alberto_orco dijo...

Cualquier tarde de la semana que bien, si te place, maestro.

Eso sí, a partir de las 16:00, es perceptivo sustituir el café por la cerveza...

XD XD XD