Llevo demasiado tiempo en este mundillo como para no entender que las erratas son consustanciales a la labor editorial, hasta el punto de que sin ellas sería imposible sacar pecho con «segundas ediciones revisadas y corregidas». Las temo como a la carcoma o a sol que destruye los libros, y por ello lucho junto a mis compañeros por evitarlas, aunque sé perfectamente que tarde o temprano, en cuanto un ejemplar sale de la imprenta, me habré de topar con una de ellas que ha sabido permanecer emboscada hasta que su presencia resulta irreparable.

No soy amigo de las fé de erratas que actualmente han vulgarizado el ejercicio editorial en nuestro mercado, porque en estricto sentido deberían ser un cuadernillo extra que se incorpora al libro advirtiendo de los errores detectados cuando no había vuelta atrás, y que como tal forma parte indivisible del volumen al que aluden. Dicho esto, tampoco veo pertinente las fé de errores, anotaciones a toro pasado que pertenecen al ámbito de las publicaciones diarias, semanales o mensuales... Por supuesto, estoy totalmente en contra del uso y abuso de los PDFs como elemento complementario que avisa de lo mal que lo hemos hecho a la hora de componer el libro, pero a una parte minúscula de los consumidores, la que tiene acceso a Internet, dejando a la otra a dos velas y con un palmo de narices.

El caso es que las erratas me parecen una falta de respeto hacia el tipo que te compra aunque lleve veinte años peleando con ellas, siendo inevitablemente vencido, sea dicho de paso. 

Están ahí y van a seguir estando ahí, sobre todo en la última parte del libro —el nivel de concentración del corrector decae inexorablemente tras varias horas de lectura—, pero no son de recibo, y menos cuando aparecen en la penúltima página del texto, y el caso es que la hemos pifiado en negrita, y en vez de Saqueadores de Tumbas, aparece como una mancha en el expediente: SaqueDAores de Tumbas sin que los cuatro niveles de control —el autor, el coordinador, yo mismo y un agente externo— hayan reparado en el maldito baile de letras que afea el resultado final y reduce a nada el extremo celo que hemos puesto en que no sudeciera, aunque fuera a las tantas de la madrugada cuando aunamos nuestras fuerzas (el café se inventó para éso).

Escribo desde la playa, bajo las nubes que están sellando de oscuro el horizonte. Sostengo entre mis manos nuestro último retoño y paso recado a Javi para que os dé aviso de mis letras, negando la mayor de que saquemos un PDF señalando aquí y allá dónde hemos metido la pata, porque os juro que trataremos por todos los medios que no vuelva a suceder, ya que con un «ser seguir siendo» en cuarta de cubierta, tuvimos bastante.

Jose Tellaetxe. Gorliz, 11 de Agosto de 2012.

Ser seguir siendo

Publicado el

domingo, 12 de agosto de 2012

Etiquetas

,

5 Comments
Terrax el Maestro dijo...

Me alegra leer esto por parte de una editorial, que ya parece que todo esto de escribir lo puede hacer cualquiera y con un descargable o una nota en la página web de la misma editorial se quedan algunos tan anchos.

Todavía está por la primera vez que encuentre una errata en un libro de Timun Mas (por poner un ejemplo) e ídem pero a la contra en cualquier juego de rol que haya comprado en castellano últimamente (que son pocos).

Joel Brito Barrera dijo...

Pues hay algunas erratas tontas pero que se ven a simple vista, como la de la contraportada del Mutants & Mastermind 2.0

Yo, como uno de los niveles de corrección que he sido, sé que es fácil que se te escape algo en los ladrillos internos de un libro, pero... ¿¡en la contraportada!? u___u Ains...

Steinkel dijo...

Bueno, estas cosas pasan y se agradece este esfuerzo de sinceridad tan espartana y saludable... habida cuenta que nosotros somos el primer filtro y se nos pasó, como seguro otras muchas. Placer, como siempre, trabajar en esta casa y un orgullo.

Aras Tremandur dijo...

Doy fe de la existencia de esas malas perras que en todo acto de escritura se agazapan esperando la mejor oportunidad para salir. En el campo que más me atañe, la Ciencia, a veces pueden ser muuuy insidiosas esas erratas.

Me parece correcto que se avise y me gusta el trato que se le da a la situación.

Un saludo.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenos días ;)

No Steinkel, no tiene nada que ver con vosotros XDDD. La errata a la que me refería el sábado está bien impresa en la página 110 de Mundo Eterno XDDDD

Un abrazote a ti y a todos, llevo la toalla al cuello y pretendo hacer buen uso de ella ;)

Jose