No anda el horno editorial como para abordar grandes proyectos sin recurrir a robar bancos o atracar aficionados, así que de momento y como ya comentamos en su día, Mutantes tardará lo suyo en salir al mercado, tal vez el año que viene, o al otro, lo que no es óbice para ocupe en la actualidad una buena cuota de nuestros afanes diarios.

Mientras Igor sigue perfilando ese sistema de juego que recordará al primero y que será mejor que el segundo, el grueso del equipo Alfa sigue deshojando la margarita de por dónde se puede meter mano a una realidad que parece participar en las 24 Horas de Le Mans de lo rápida que va.

Siendo honestos, hay que reconocer que el puntito de pillar cacho en la lectura de lo cotidiano, ha sido sin duda el pedrusco que hallaron en el camino quienes lo intentaron antes de que nos encontráramos con el niño de nuevo en brazos —¡qué digo niño, con el tiempo transcurrido entre pitos y flautas, el zagal ya había hecho la mili, el grado, el postgrado, e iba por su tercer máster y sin intención alguna de abandonar la casa paterna cuando lo recogimos!

En fin, J&F y Abelardo sí tienen claro que la cosa no consiste en poner poderes y establecer vínculos más o menos creíbles entre la trama del juego y lo que sucede a nuestro alrededor a velocidad de vértigo (tranquilos, Bárcenas no aparece), asunto que sin duda resultaría bastante molón pero que podría perder fuelle a poco que nos descuidásemos... Pero ambos están el equipo Bravo y de poco sirven al Alfa en eso de diseñar (rediseñar más bien) un producto que pretende responder a su público en el tiempo, al menos como lo hicieron el Mutantes original y el G2, que no es por nada, pero todavía mantienen cierta frescura para ser juegos de rabiosa actualidad (sic).


Mientras Jose sopesa seriamente lo de robar un banco (lo de atracar aficionados hace tiempo que lo tiene descartado), sigue trasteando con la maqueta diseñada en 2009 y dibujando el catálogo de armas imprescindibles que le pasó Paco (¡150, ahí es nada Paco!), y cada vez tiene más claro que la parte gráfica va a suponer uno de los ejes que permitirán a Mutantes sobrevivir al paso del tiempo. Y aunque en este sentido la cosa se pone muy cuesta arriba porque va a resultar tremendamente cara, ya tiene el ojo colocado sobre dos autores que podrían dar al juego lo que necesita, lo que hace cada vez más necesario ahondar en lo del banco, no sé si me seguís.

Ya puestos, apetece decir que si lo de la actualidad era un pedrusco antes de que entráramos en acción en junio de 2009, lo del aspecto gráfico siempre ha supuesto el duro suelo que todo editor teme tocar, y es comprensible porque el verismo es importante en Mutantes, y no basta con simular una realidad literaria y decorarla de aquella manera, sino que se hace necesario convencer desde el texto y también desde las imágenes, y ahí, el Mutantes produce pavor, cosa que sabemos porque lo hemos sufrido en propias carnes.

En todo caso, Jose está en el equipo Charlie y a la espera de que el Alfa y el Bravo vayan terminando sus respectivos deberes, se mantiene alerta aunque hay quien dice que muestra últimamente mucho interés por los furgones blindados y por jugar en su muñeca con uno de esos relojes cronómetros que se pueden pillar los domingos con El País.


De todas fomas, mientras el nuevo Mutantes va tomando forma (valga la redundancia), os iremos participando de textos sueltos y chascarrillos, y cuando sea posible, de imágenes también, para que la previsible larga espera se nos haga a todos lo más corta posible.

Nos leemos.

Diario de diseño de Mutantes en la Sombra [I]

Publicado el

miércoles, 27 de febrero de 2013

10 Comments
Pablo Pazos dijo...

Mientras tocara jugar algunas partidejas con el G2 para que la espera se haga más corta.

Si algun dia necesitais testeadores, sabed que desde Pontevedra se ofrece este humilde ex-miembro de los Tuatha dê Danann, ese club de rol que tanto ha jugado al Mutis.

Por lo pronto, a seguir esperando y leyendo esas entradas en el blog que tanto gustan.

El Erudito dijo...

Solo puedo decir: arf, arf, me cosquillean los dedos

YOP dijo...

Hombre, robar un banco tampoco, pero ¿habéis pensando en mecanismos de financiación em masa tipo crowdfunding?

Aras Tremandur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aras Tremandur dijo...

Si se abre un equipo Beta... ¿se podrá participar? o ese equipo, como las células del CDFC, ya está definido

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenas tardes ;)

Pablo ;) Para este verano teníamos previsto plantear un betatesteo preliminar, así que no te sorprendas si te llamamos XDDDD

Jokin ;) Pues más que te van a cosquillear, y ya sabes por qué XDDD

YOP ;) Hombre, las pelas son importantes pero sospecho que sabremos sacarlas, como hacemos siempre que sacamos un libro sin necesidad de recurrir a la preventa, a la previsión de ventas en jornadas o a cualquier otra modalidad de «atraco al aficionado» XDDD De todas formas, consideramos que para una editorial que se considera asentada, es poco elegante tirar de crowdfunding :P

Sergio ;) Como le decía a Pablo, tu nombre ya está en el bombo XDDD

Un abrazote, y gracias por pasaros ;)

Jose

Pablo Pazos dijo...

Pues ná, a esperar al verano... y sino pa cuando salga a la venta.

DomingoDV dijo...

Poco a poco vemos al luz al final del tunel, que es lo importante.
Esperando fervientemente nuevas noticias al respecto.
Gracias Ludotecnia :)

karlos dijo...

Teno paciencia y se que lo bueno se hace esperar....de mientras la liare con los cliff.....ademas como tamos en paro asi me dara tempo pa intentar conseguir un curro y fondos.
Animo y desde aki todo apoyo que pueda brindaros es poco

El Erudito dijo...

:)))