Antes de que los yankies nos vinieran haciendo mezclas extrañas: esa peasso gozada que se titula Outlander, o la que ya llega ahora sobre alienígenas y vaqueros, a los de aquí nos dio por alumbrar El Caballero del Dragón para homenajear a San Jorge.

Como ocurre con estas cosas, a la cinta de Fernando Colomo no la recuerda en España ni la madre que la parió, cuatro gatos, a los sumo, que pasó sin pena ni gloria, vamos, y que si te pones a buscar algo, encuentras a quien la recuerda como un truño y obviamente, a quien babea con ella.

El elenco era de quitarse el sombrero: Harvey Keitel haciendo de malo, Fernando Rey haciendo de obispo, Klaus Kinski haciendo de conde, y Miguel Bosé haciendo de alien (menos mal que sólo emitía ruiditos extraños e iba de un limpio que te quiquis). El dragón se interpretaba a sí mismo...

Bueno, el asunto es que a la hora de proponeros el sonido ambiental para el juego de Oliver [Mundo Eterno, Cliffhanger nº 5], se nos ocurrió que podían irle bien temas no demasiado escuchados, y como el que tiene embotellada mayor cantidad de bandas sonoras y música de todo tipo es Herr Doktor, pues a él nos encomendamos.

El caso es que nos quedamos de un aire, porque la mayoría de nosotros ni recordábamos que existiera El Caballero del Dragón (Igor, sí, pero está mayor y hay que comprenderle), ni que la música del gran José Nieto albergara tantas posibilidades a la hora de hacer una selección adecuada a las futuras partidas de Mundo Eterno.

Ahí os dejamos la idea. Pero como a mí me toca escribir hoy la entrada y no veo a la tropa hasta la semana que viene, me elijo el tema 9, Tema de Amor, o como dirían los anglosajones: The Love Theme, que suena mejor.

Tema de amor [Mundo Eterno]

Publicado el

jueves, 25 de agosto de 2011

Etiquetas

5 Comments
alberto_orco dijo...

bufff no había oído jamás sobre esa película....

habrá que indagar

Avatar dijo...

Tengo el mismo problema de Igor, porque yo la he visto también XD XD XD

Jotaefe dijo...

Pues en su dia nos la vendieron como el Star Wars hispano, con Miguel Bosé como el nuevo Bowie...

Abe dijo...

Eh, eh, eh... que yo me acuerdo ferpectamente de esta peli y de que era un pestiño del tamaño de Australia, pero en aquella época hacer una película de fantasía con pretensiones era... era... bueno, poner una pica en Flandes.

Delfos dijo...

Bueno bueno, pensaba que era una declaración de amor cuando he leído el título xD. Me tocará escucharla para ver qué tal :D