A pesar de lo que pueda parecer, la vida en un continente sitiado por la glaciación no solo es posible, sino que la variedad de criaturas es abundante. 

La mayoría de las especies se adaptaron a la gélida situación desarrollando espesas capas de pelo que les protegían y aumentando su tamaño, llegando a surgir auténticos titanes sobre cuatro patas. 

Al mismo tiempo que los mamíferos vegetarianos aumentaban en tamaño, los depredadores evolucionaron hasta extremos insospechados, dando lugar a algunas de las máquinas de cazar más perfectas que la historia a conocido. El ser humano era, a menudo, presa de estos súperdepredadores, por lo que no era extraño que se formaran grupos de cazadores cuya función era la de exterminar estas criaturas.

A continuación describiremos brevemente algunos de los animales más relevantes que habitan el mundo de Edad de Piedra. Es solo una pequeña muestra de lo que un aventurero puede encontrarse mientras deambula por los espacios abiertos, por lo que animamos al Árbitro de Juego a introducir todas aquellas aportaciones que considere apropiadas. 

Adicionalmente, también podemos ver una tabla con las características de juego de los animales descritos, así como de algunas criaturas comunes de ver durante la vida diaria del paleolítico. 

Rinoceronte lanudo
Esta especie de rinoceronte era notablemente más grande y robusta que la actual, alcanzando los dos metros de altura y los cuatro metros de longitud. Al igual que el mamut, lucía una capa de espeso pelo lanoso que le resguardaba del frío. Su primer cuerno, que podía alcanzar el metro de longitud, era su principal arma frente a los cazadores y el resto de carnívoros. También lo usaban en las épocas de celo para solucionar trifulcas. Compensaba su mala visión con un agudo olfato que era capaz de detectar otros animales incluso a cincuenta metros de distancia. El rinoceronte lanudo nunca era una opción prioritaria en la dieta de los seres humanos, ya que representaba un gran peligro para los cazadores. 

Smilodon
También conocido como el tigre dientes de sable, este felino que habitó principalmente el continente americano era el carnívoro más peligroso con diferencia. Sus más de 300kg de peso perfectamente repartidos y sostenidos por sus poderosas patas junto con sus enormes colmillos le convertían en un enemigo temible.  Sus colmillos rondaban los 20cm de largo, para poder atravesar las pieles de sus presas. Algunos estudios revelan que cazaban en grupo, lo que les permitía capturar presas mucho mayores que ellos como, por ejemplo, mamuts. Además, cuidaban de sus congéneres más débiles y repartían la caza entre la manada. En ocasiones, si las presas escaseaban y no encontraban carne fresca de la que alimentarse, mostraban comportamiento carroñero devorando animales ya muertos.

Mamut
Similares a los elefantes asiáticos, estas bestias de ocho toneladas de peso eran los mamíferos más grandes de la tierra. Medían aproximadamente cinco metros de alto por nueve metros de largo. Al igual que los rinocerontes, poseían una capa de pelo para resguardarse de las bajas temperaturas. Sus colmillos, que no dejaban de crecer hasta la muerte, medían aproximadamente tres metros, por lo que el más leve de sus movimientos apoyado por la inercia de la masa del mamut podía matar en un instante a cualquier hombre. Poseían una trompa muy similar a las de los elefantes actuales, que usaban principalmente para arrancar plantas y llevárselas a la boca, pero también tenía otros usos como el de la limpieza, las usaban para asearse mojándose con agua como si de una ducha se tratase.


De Edad de Piedra.

Animalario

Publicado el

lunes, 10 de septiembre de 2012

Etiquetas

,

4 Comments
Chugo dijo...

Menudo pasado más inhóspito... Depredadores como el smilodon debe de ser un formidable enemigo contra el grupo de aventureros

Etheyrn GarPe dijo...

Y armados con lanzas y cuchillos de piedra. Y valor, claro.

Deka Black dijo...

Quien sepa hacer fuego tendrá una ventaja...

alberto_orco dijo...

El fuego aleja algunas cosas y atrae a otras... Muahahahahahahahaha



:D :D :D