Cuando empecé con Get Wild, tenía una idea primordial en mente. Nada de absurdas escaladas de poder. No quería que a cada aventura los personajes acabaran pudiendo destruir el planeta de un soplido. Quería algo fantástico pero en casa. Divertido, con ciertas referencias que fueran fáciles de reconocer y que ante todo permitiera, como indica el titulo, hacer el salvaje.

Con esa idea me puse a ordenar una palabra tras otra. Trate de enfocarlo de manera que se entendiera lo que pretendía. Un juego centrado en la práctica de las artes marciales y la rivalidad con escuelas practicantes de otros estilos. Eso pasaba por dedicar buena parte del reglamento al combate y las diferentes técnicas y maniobras. Algunas, por supuesto, desafiando la realidad.

Esa ha sido la parte más divertida de escribir Get Wild. Y la más difícil. Muchos estilos y muchas maniobras se han quedado fuera a causa de la propia naturaleza de Cliffhanger. Pero he logrado una muestra con cierta diferencia entre cada elemento para que se pueda elegir sabiendo que cada personaje creado será propio y diferente.

A medida que las palabras fluían había cosas con las que no quedaba satisfecho y las he corregido. De hecho, descubrí una incongruencia muy grave en el texto antes de darlo por finalizado que supuso la reescritura casi completa de todo un apartado. De ahí nació una sección muy especial que incluí con la intención de enseñar que incluso en los combates se puede interpretar tu personaje. Sobre todo en una aventura de artes marciales.

Eso es algo que espero que el lector capte: un juego en el que ponerse en la piel de y actuar como lo haría un personaje de una historia de artes marciales. Quizá demasiado arquetípico, quizá un cliché o un tópico andante. Pero con ese par de detalles que le hacen único y tener personalidad. Interpretar a un personaje así puede ser y es muy, muy divertido.

Escribir Get Wild ha sido una experiencia interesante con la que he aprendido mucho. También me he divertido. Sobre todo a la hora de usar elementos procedentes de diversas fuentes. No me cabe duda de que más de uno será reconocido con una sonrisa. Por ejemplo, el título mismo del juego. O ciertas cosas mencionadas dentro del texto.

Ahora, y como diría Yamane-sensei, no queda sino ver como se aplican mis peculiares «enseñanzas». Por mi parte, vuelvo al teclado, que es mi particular dojo, y es que hay que entrenar a diario si uno quiere conservar su habilidad. 

Diario de diseño: Get Wild

Publicado el

martes, 11 de septiembre de 2012

Etiquetas

,

7 Comments
Burman De Loria dijo...

Uno que cae fijo. ¿Cuándo sale?

csm dijo...

Pues a poco que los lectores lo pasen la mitad de bien que (según cuentas) lo has pasado tú escribiéndolo, seguro que será un éxito.
Felicidades!

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

He tenido el privilegio de haberlo leído, y doy fe de lo que has escrito en la entrada, Guillermo xDDD Y es que no hay nada más saludable que disfrutar haciendo lo que hacemos, sí señor ;)

Un abrazote

Jose

Deka Black dijo...

Burman: Gracias por la confianza depositada ;)

Csm: Si se lo pasan solo la mitad de bien, las artes marciales roleras experimentaran un subidon :P lo hice con entusiasmo y espero que eso se note.

Jose: Amado lider, vuecencia ya sabe como funciona esto. Si no disfrutamos, hay cosas que no merecen la pena.

Armitage15 dijo...

Compadre, tu y yo tenemos que hablar. Llevo años con algo en mente y puede que te interese.

Deka Black dijo...

¿Yo? por mi de acuerdo, pero antes tendras que esperar a que el PC vuelva de la reparacion, si es que puede repararse. Escribo esto desde un portatil prestad

Armitage15 dijo...

Perfecto. Cuando tengas conexión regular buscame en el Facebook.