El sacerdote se alejó de la comitiva que abandonaba el panteón y comenzó a pronunciar una extraña salmodia que sellaría definitivamente el mausoleo de su señor. Amparado por la noche, el saqueador observaba como la cimera en forma de cabeza de perro que portaba el viejo sacerdote brillaba a la luz de la luna, y entonces vio las volutas de polvo incandescente brotar de las manos del hechicero y la cámara quedó sellada definitivamente. Sin duda, aquella iba a ser una incursión interesante.

Los grandes templos y mausoleos que albergan el eterno descanso de los grandes no son meras construcciones de piedra erigidas con el fin de impresionar a los mortales. Al contrario, son lugares sagrados plagados de trampas y falsos pasadizos diseñados expresamente para proteger el descanso inmortal del alma de sus ocupantes y evitar su expolio. Nada hay más peligroso que internarse en una de estas construcciones, a sabiendas de que uno debe enfrentarse a las más intrincadas trampas y peligros que encierran sus grandes bloques de piedra.

En este papiro te brindamos algunos ejemplos de las muchas trampas que puedes emplear para desafiar a tus jugadores. Aunque recuerda, puedes crear nuevos engaños o acertijos que se te ocurran para proteger el tesoro del faraón.

La estructura de las trampas es dinámica. Es decir, una misma trampa puede ocasionar diferentes efectos de los aquí expuestos dependiendo de su ubicación o deseos del DJ. Altéralas, agrégales más modificadores o incluye más seres monstruosos en las mismas. Todo depende de lo que se está tratando de proteger. Los templos, mausoleos e hipogeos de los poderosos faraones siempre tendrán mayores medidas de seguridad que las de los nobles, y así sucesivamente.

Dividiremos las trampas en dos categorías: trampas mecánicas, para referirnos a aquellas cuyos elementos responden a las leyes de la física, y trampas mágicas, que son aquellas que han sido diseñadas haciendo uso de las fuerzas telúricas que manejan los sacerdotes. Tanto unas como las otras, poseen una clase de dificultad (CD, para abreviar) para localizarlas a tiempo, antes de que se activen, y otra para desactivarlas. Aunque, como ya hemos mencionado, ambos valores pueden ser modificados de acuerdo a los deseos del arquitecto, así como al tipo de construcción o importancia del tesoro que traten de proteger.

De Saqueadores de Tumbas.

Papiro 8: Trampas

Publicado el

sábado, 8 de septiembre de 2012

Etiquetas

,

5 Comments
Deka Black dijo...

¿Que seria de una tumba faraonica sin sus trampas y maldiciones? este proyecto cada vez me llama más ;)

Chugo dijo...

Las trampas en las antiguas pirámides... que sería de estas monolíticas construcciones sin esos escarabajos antropofagos :D

dormin dijo...

Pregunta ¿Tendran los saqueadores recursos arcanos a su disposición, o tendrán que ir a lo Indiana Jones y sin pistola?

Steinkel dijo...

Sí...

Cubano dijo...

La respuesta de Steinkel es propia de un vorlon...