«Amiano Marcelino, el Cábiro, soldado y escritor, dedicó el extenso episodio final de su magna obra Res Gestae a analizar las causas del desastre de Adrianópolis, Así, esta catástrofe, sin comparación posible desde la carnicería de Varo en el bosque de Teutoburgo y de consecuencias más espantosas, si era posible, que las de Cannas, no pudo contar con un narrador más ponderado, doliente y a la vez riguroso que este romano gigante, no sólo de cuerpo y de raza, sino de talento literario. Bien lejos de los campos de Tracia, según Marcelino, debemos buscar las causas de la derrota del emperador frente a Adrianópolis. Tan lejos como en las fronteras de Mesopotamia en las que, desde hacía meses, se venía librando una nueva guerra fronteriza entre el Gran Rey persa y el emperador romano.

Nos cuenta Amiano que las cohortes aladas de pegasos del limes danubiano habían sido llevadas a oriente por el Maestre de Soldados imperial, Arquelao el Fauno, para contener a la guardia de los Inmortales persas, que solía combatir montada en hipogrifos, tal y como habían aprendido en la India. Cuando se sublevaron los jefes de los tervingios, Fritigerno, Alavivo y el alano Sáfrax, y el rey de sus aliados élficos, Goroth Coraza de Dragón, en Tracia, a la que se habían acogido huyendo de los hunos, el augusto Valente no pudo recurrir más que a los centauros de Tesalia, foederati del Imperio desde la época de Escipión Emiliano quinientos años atrás, para formar una caballería capaz. Con ellos y con una potente fuerza de infantería marchó contra los invasores, confiado en el tradicional vigor de los soldados romanos de a pie.

A lo largo de la lucha, que tan magistralmente nos relata Marcelino en su obra, los gigantes capadocios que combatían como auxiliares imperiales, estuvieron en tres ocasiones a punto de romper la resistencia de los tervingios, atrincherados tras sus carromatos que formaron en círculo, pero incapaces de una victoria definitiva, Valente decidió ayudarlos enviando contra el flanco derecho godo a sus cohortes de reserva de centauros.

Los centauros eran valientes y ágiles guerreros, expertos en el arco y la jabalina, pero desdeñosos de pelear con armaduras, así que mientras combatieron contra infantería pudieron infligir graves pérdidas a los godos, pero al aparecer de improviso la caballería élfica alada de Goroth Coraza de Dragón, que volvía de explorar los territorios de Mesia y Dardania, más al occidente de Tracia, no pudieron resistir el empuje de las pesadas lanzas y corazas de los recién llegados. Los centauros, formados alrededor de su rey, Antonino III Hipódamo, contuvieron las acometidas de los pegasos élficos con la fiereza digna de su estirpe, pero desde la derrota frente a los lapitas, más de mil años antes, no había sufrido su raza una matanza parecida.

Sin caballería que contuviera a los jinetes alados de Goroth, los romanos fueron irremisiblemente cercados, en tierra y por aire, y la última resistencia la ofreció el propio emperador en persona, rodeado de las scholae de su guardia, compuestas de gigantes capadocios e isaurios, en una granja abandonada. Incapaces de asaltar tan formidable defensa, ni siquiera con ayuda de los jinetes élficos, Goroth en persona invocó un terrible hechizo que hizo vomitar del cielo rayos sobre Valente y sus últimos defensores y esos rayos preternaturales acabaron prendiendo un fuego inextinguible sobre el edificio. Allí, con la espada empuñada, como un romano y rodeado de sus fieles, pereció el augusto. Muchos dijeron después que el mismísimo Júpiter, airado por el favor que el emperador dispensaba a los cristianos, se alió con Goroth y le prestó su rayo para fulminar la última resistencia.»


De Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano, Edward Gibbon.


PD: ¿Para qué querrá el Sr. Alfa Mike que pongamos esto aquí? 

Adrianópolis

Publicado el

lunes, 17 de enero de 2011

Etiquetas

19 Comments
Avatar dijo...

Espera, espera, que tengo que rehidratarme de tanto que he babeado. Mi novia me va a matar por cómo le he dejado el parqué, lleno de babas y rayado con los piños...

¡Esto no se hace, señor Alfa Mike! XD

Idoru-X dijo...

Me encanta la idea. Este va directo a la saca.

Delfos dijo...

¡Y un carajo! Si Gibbons fuera asi de entretenido yo habría pasado de la primera página! xD

Na en serio. ¿Cuándo y dónde?

Armitage15 dijo...

Creo que estará todo el mundo de acuerdo conmigo si cometno que la posdata no está terminada. Creo que todos pensamos que debería poner lo siguiente: ¿para que querrá el señor Alfa Mike que pongamos esto aqui?... CUANDO REALMENTE LO QUE TODOS QUEREMOS ES QUE LO PONGAN TODO, TODO Y TODO!

Nos estamos saliendo, compañeros, nos estamos saliendo.

Me encanta :-D

alberto_orco dijo...

Muy bueno.

Me ha gustado muchísimo.

Felicidades a Alfa Mike.

XD XD XD

Abe dijo...

Pueees... gracias por los ánimos y un Aquarius para Avatar XDDD (ya te conté de qué iba, ¿no?)
La mala noticia, ya lo siento, es que este juego aún va a requerir algún tiempo en el taller. Espero que Armitage no ordene a la tierra abrirse bajo mis pies y tragarme.
La buena es que, después de un parón de un par de meses por causas personales ;-) vuelvo a estar metido en harina en este proyecto (bastante avanzado por otra parte)
A todos, de nuevo, gracias y sólo quiero añadir que espero estar a la altura de vuestras expectativas.

Avatar dijo...

Ufff, gracias, ya tenía la lengua de estropajo XD XD

No temas a Armitage, témeme a mí, que te lanzaré hordas de teleoperadres de todas las compañías para que te cambies. ¡Escribe, maldito, y no pares!

Un abrazo, compañero ;)

Armitage15 dijo...

Avatar, mira que eres blando... yo estaba pensando en algo así como Pesadilla en Elm Street, pero en vez de meter en sus sueños a Fredy, pondría un show continuo de Salvame! Ala, supero eso

Armitage15 dijo...

Esto... ¿alguien sabe si lo que acabo de escribir viola la carta de derechos humanos de la ONU? No estoy seguro

alberto_orco dijo...

La viola, se va a comer un bocadillo, vuelve y la sigue violando un rato más.

Eso es como la munición de punta hueca o torturar al enemigo para obtener información.

Algo practico y efectivo pero de lesa educación.

XD XD XD

Abe dijo...

XDDDD

Freddy es bueno. Torturar el enemigo para obtener información no es malo. La munición de punta hueca es dudosa. "Sálvame" es horrible.
Prometo tener el juego acabado prontito, pero no metáis a Jorge Javier Vázquez en mis sueños ni de coña u os perseguiré para que me escribáis cien veces la cuarta edición de D&D.

Avatar dijo...

Armitage, me rindo ante tu capacidad de idear el mal XD XD Sírvete tú mismo: si el señor Alfa Mike no cumple, procede ;)

Delfos dijo...

Mi abuela debe tener el número de Jorge Javier, lo ve todas las tardes y lo defiende a capa y espada... así que...

Aunque después de torturar a Abe con el tipejo este de Tele5 igual le queda un juego un poco gañán xD, así que dejadlo al pobre que se inspire con lo que quiera, que queremos verlo acabado!

Tiberio dijo...

Jo, que buena pinta :)

Siempre he pensado que Roma estaba desaprovechada en los juegos de rol, que guay que en un par de años estemos recuperando el tiempo perdido a toda mecha :)

Y con Adrianopolis nada más!

Abe dijo...

El imperio más poderoso del planeta, con uno de cada cuatro humanos bajo su poder, podrido de intrigas políticas durante mil años, dirigido por ambiciosos profesionales y militares sin escrúpulos, depósito de todos los vicios, hogar de todas las creencias, que decae en un estallido cuyas ondas llegan hasta nuestros días después de dos siglos de guerras internas y externas, cuyo idioma, derecho e incluso títulos políticos siguen usándose... ¿Dónde le ves posibilidades para un juego de rol?

;-)

Tiberio dijo...

Tienes razón, perdona. Si es que tengo cada cosa... :D

(Y eso sin olvidarnos de los miles, literalmente miles, de pueblos que vivían en sus fronteras... o queriendo hacerlo)

Existe un documento poco conocido en el que se narra una expedición exploradora realizada en torno al sII, buscando las fuentes del Nilo. Ni que decir tiene que la expedición fue un fracaso... pero anda que no daba para una campaña chula! :)

Abe dijo...

A finales del s. I una centuria se atrevió a atravesar Partia desde el Cáucaso y llegó a la frontera con China. En el sudeste asiático se han encontrado tesoros de monedas romanas. Cualquier conspiración para asesinar a un emperador, cualquier curandero o taumaturgo, cualquier culto, pueden ser un buen motivo para una aventura. Y todo esto pasó aquí mismo, al lado.

Tiberio dijo...

En Gabón (el país africano) existe un edificio del sII después de cristo que, con otros materiales, tiene las mismas características que las basílicas comerciales que se construían en todas las ciudades el imperio. Ese edificio es un misterio, no se sabe nada de él.

¿Cabe la posibilidad de que algún ingeniero romano consiguiera atravesar el Sahara?

Abe dijo...

Gabón cae en la costa occidental africana. Los fenicios y los cartagineses habían circunnavegado África, los romanos conocían las costas canarias, los garamantes del Sáhara traficaban con productos del África interior (marfil, pieles, plumas, oro...) hacia el imperio. No es de ningún modo imposible que así fuera :-)

¿Quién se atreve a jugar una campaña sobre un arquitecto romano que debe exiliarse por participar en una conjura contra un malvado emperador y acaba en la costa africana, teniendo que edificar una basílica para ganarse el favor de un jefe tribal?