Ayer fue un día bastante importante en nuestra historia reciente —como sabéis, estrenábamos la web oficial, por cierto con bastante éxito de convocatoria, ya que tuvimos 820 visitas en apenas unas horas—, y hoy vuelve a serlo, porque la entrada que hemos publicado esta mañana hacía la número 500 de este blog que fue inaugurado el 1 de octubre de 2010 y que ha sido reestrenado en su nuevo formato este mayo pasado.

Han transcurrido más de dos años y medio desde entonces y nos han sucedido mil y una historias, aunque la mejor de ellas es sin duda, que nos seguimos divirtiendo como el primer día, y la segunda, por destacar algo más, que esta bitácora sigue reflejando nuestros diferentes estados de ánimo, cumpliendo así fielmente con su cometido principal: comunicarnos honestamente con vosotros.

Hay muchas otras cosas que señalar, nuestros errores de apreciación y nuestro optimismo a prueba de bombas, por ejemplo, o nuestros episodios de cansancio, pero destacaría de entre todas ellas que más del 80% de este blog está dedicado a compartir ambientaciones, reflexiones, relatos, ideas y dibujos e ilustraciones, o ayudas no estrictamente enfocadas a nuestros juegos, y que eso, en un mundo en el que nos hemos vuelto todos tan cicateros con «lo nuestro» si no es para venderlo luego, donde aventurar proyectos puede resultar muy peligroso para una editorial de nuestro tamaño y pretensiones, forma parte de aquella promesa inicial que hicimos al respecto de que «no nos buscárais donde caminan otros porque no ibais a encontrarnos».

También hemos cumplido esta palabra que dimos en cuanto a los precios y la factura de nuestros Cliffhanger —sin modificar desde que ¡Gañanes! y Dogfight vieran la luz en primavera de 2011—. Y aunque resulta obvio afirmar que todavía no hemos consumado una infinidad de promesas más, sí quiero decir que al igual que le ha ocurrido a este blog, para hacerlo [cuando hay voluntad] sólo hace falta tiempo y tiempo es precisamente lo que nos sobra, ya que si alguien todavía no se ha dado cuenta, conviene recalcar que no competimos con nadie ni queremos ser más grandes ni llegar más lejos, que nos conformamos con seguir siendo como nos apetece ser mientras vosotros disfrutáis del trayecto a nuestro lado, y que en eso consiste también el «no buscarnos donde caminan otros».

Nos leemos, pero será mañana. Hoy toca arreglar el PDF de Mininos en la Sombra, terminar de pulir Piratas de Vacío, retomar Foreign Office, cuidar la web y las redes sociales, y preparar el boletín para las tiendas y las entradas 502 y 503 para que puedan ser publicadas dentro de unas cuantas horas, y comencemos así el camino hacia las primeras 1.000...

Como siempre, nos leemos.

Jose Tellaetxe Isusi. Gorliz, a 2 de julio de 2013.

500 entradas

Publicado el

martes, 2 de julio de 2013

Etiquetas

2 Comments
Deka Black dijo...

Quien lo diria... 500 ya. Animo y a por otras 1500... por lo menos

Maestro Liendre dijo...

Felicidades.