Hay quien quiso ver en la seriación de nuestros chiquitines una especie de trampa para incautos. Adquieres el 001 y ya se sabe que caerás en el 002 y morirás por el 003 y 004, y cuando tengas en tus manos el 005 soñarás con que lleguen el 006 y el 007, y así sucesivamente hasta que nosotros nos hagamos ricos con el sufrimiento y las ansias de coleccionar que tiene la gente.

En este sentido, el mito que estamos desmontado hoy no deja de tener su gracia, ya que si la cosa fuese tan sencilla como trata de señalar esta simplificación que aludíamos al comienzo, en vez de poner a 3,50 € cada parte la podíamos haber puesto a 19,95 €, y habríamos pillado cacho seguro. Además, si nuestra artera intención fuese aplicable en este contexto, no habríamos denominado cada uno de nuestros juegos de manera diferente. Como los fascículos, habríamos resuelto el problema señalando la colección con un sólo título y se habría procedido a numerar o subtitular cada entrega. El autor sería el mismo, el ilustrador sería el mismo, y todo sería lo mismo...

Pero no, Cliffhanqué nutre su catálogo de propuestas diferentes en todos los sentidos, que sólo llevan un miserable número en el lomo y en las páginas de crédito, que se titulan todas ellas diferente porque son realmente diferentes unas de otras, precisamente para que elijáis la que más os apetezca o mejor encaje con vuestros gustos, sin pensar que os habéis dejado por el camino algo imprescindible.

Quince mitos Cliffhanqué [08]

Publicado el

jueves, 18 de julio de 2013

1 Comment
Pablo Pazos dijo...

Si si.......
Ya sabia yo que habia gato encerrado, cierto que me muero por el 3 y 4, y que estoy esperando con ansia los proximos cliffs (sobre todo Babylon).
Asi que os quereis hacer ricos a mi costa...

Me rio yo de eso de hacerse rico cobrando 3,50 por juego, y no, eso de ponerlos a 19,95 como que no.