A tontas y a bobas ya hemos desterrado dos mitos sobre Cliffhanqué y vamos a hacer lo propio con el tercero, ése que afirma que todos los juegos de nuestra colección asequible se parecen porque comparten sistema de juego. 

Y es que no, «Madre» no es un sistema genérico que permita hacer juegos como churros, sino un gimnasio preparado por un experimentado boxeador, Octavio, quien lo ha diseñado para que cada uno de los nuevos púgiles que se atrevan a entrenar en él, encuentre su propio camino sin que importe nada si llega a ser campeón de los pesos pesados.

Así, «Madre» ofrece todo lo necesario para confeccionar un juego, nunca lo hemos negado, incluso el espacio suficiente como para que la libertad de los autores aflore en cada regla. Sí, suena extraño, pero es así, de manera que cada uno de nuestros libros «se parece» pero también «se diferencia» de sus hermanos, al menos tanto como quiera el diseñador y permitan las expectativas que éste ha depositado en su iniciativa.

Como la levadura que facilita hacer bollos, madalenas o pan, «Madre» es un ingrediente más de cada juego, pero no el único.

Quince mitos Cliffhanqué [13]

Publicado el

martes, 9 de julio de 2013

2 Comments
Sergio Somalo San Rodrigo dijo...

Pues no se de dónde sale este mito... porque claramene, y ya viendo solo los dos primeros números, se entiende a las claras que hay una base común, pero no un sistema. Y si comparamos ya Gañanes con Saqueadores de Tumbas, bueno, así lo veo yo.

Omar El Kashef dijo...

Pues, créeme, hay gente que aún no lo comprende. Aunque me da a mí que no quiere comprenderlo, que no es lo mismo :p