El universo de Mutantes en la Sombra no sería lo que es si no entroncara constantemente con ese «mundo demasiado parecido al nuestro» que subtitula nuestro juego más veterano.

De nuevo J&F, quien en verano de 2009 aceptó abandonar su silencioso retiro para volver a ponerse al teclado y escribir sobre el juego que alentó a finales de 1990, nos alumbra sobre cómo tratar una revisión de una historia con 20 años a sus espaldas, sin perder un ápice de frescura.

Si hace unas semanas él mismo nos hablaba de de la Cosa Nostra, hoy te toca el turno a las Tríadas:


«La Tríada tiene su origen en el movimiento de resistencia Han contra los emperadores Machú, en el siglo XVII, aunque la historia de la creación de esta organización tiene mucho de leyenda. Sus rituales, sus métodos y su organización pueden ser difíciles de comprender para quienes los analicen desde una óptica occidental. Con la llegada de los comunistas al poder muchos de sus miembros huyeron a Hong Kong, convirtiendo a esta ciudad en el centro neurálgico de sus actividades. La Tríada extiende sus tentáculos allá donde exista una comunidad de origen chino de cierto tamaño, por lo que su alcance es global. Sus actividades criminales van desde el tráfico de drogas o inmigrantes hasta la  distribución de productos falsificados o la piratería de software. Sus lazos con el mundo empresarial "legítimo” son muy fuertes y van desde simples asociaciones con los Tong (o gremios de comerciantes) locales hasta las grandes corporaciones. Sus capacidades para el blanqueo de dinero son impresionantes.

Los miembros de la Tríada viven en un mundo lleno de rituales y tradiciones cuyos orígenes se pierden en la noche de los tiempos. De igual manera que sucede en la Cosa Nostra, sus miembros deben pasar por un proceso iniciático. Pocos occidentales han cruzado ese umbral, pero en el mundo de la sombra nada es completamente imposible.

Las bandas que se conocen como Triadas no tienen lazos ten estrechos entre sí como las familias de la Cosa Nostra, actuando con bastante más independencia. A menudo se establecen jerarquías según las cuales unas son “hijas” de otras, aunque esto no significa que una mande sobre la otra. En la cúspide de la banda se encuentra el “Señor de la Montaña”. Su figura se parece a la del Don en cuanto a que hace de líder “espiritual”, media en los conflictos y se lleva una comisión sobre los negocios de quienes estén por debajo. 


En la práctica dejan bastante rienda suelta a sus subordinados quienes, mientras sigan llenando sus bolsillos, podrán hacer más o menos lo que les parezca oportuno. Debajo del Señor de la Montaña se encuentra el “Ayudante del Señor”. Para él trabajan una serie de “Postes Rojos”, comparables con los Capitanes de la Cosa Nostra. Cada Poste Rojo controla a unos quince soldados  llamados en este caso “Cuarenta y Nueves” y un número variable de “Linternas Azules” asociados que aún no son miembros de pleno derecho. Junto a los Postes Rojos encontraremos a un “Abanico Blanco”, encargado de la administración de los beneficios de la banda y a un “Sandalia de Paja”, que hace de árbitro en caso de conflicto y es el canal de comunicación con el resto de la organización.

Algunas de las bandas más importantes son la “14 Kilates”, con una sólida implantación en Europa, la  “Sun Yee On” basada en Hong Kong y la “Wo Shing Wo“, que está creciendo muy rápidamente en la China continental. Aunque el origen del sindicato se encuentre en le etnia Han, hoy en día se admite a chinos de cualquier procedencia.

Las Tríadas tienen una relación estrechísima con la Senda Roja. Sus agentes operan a menudo con la ayuda de los miembros de esta organización por todo el mundo. Esto no quiere decir que cualquier Linterna Azul conozca los entresijos del universo mutante: ese tipo de sabiduría está reservado para unos pocos Señores de la Montaña. Sin embargo no sería prudente ignorar la animosidad histórica que esa asociación siente hacia los comunistas, por mucho que estos tiempos se trate de la versión china de esta ideología. Con frecuencia es difícil saber quién está sirviéndose de quién.

Otra relación histórica menos conocida pero no por ello menos importante es la que existe entre el Fifth Floor y las Tríadas. Labrada en los años en los que Hong Kong pertenecía a la corona británica y curtida durante los turbulentos años sesenta, se podría describir como un pacto de no agresión. El F.F. carece de la capacidad de proyección internacional de otros servicios M y esta organización mafiosa le proporciona valiosa inteligencia a cambio de tanto de dinero como de diversos favores.

Por lo que respecta a los demás Servicios M, las Tríadas los respetan pero no los temen tanto como otros sindicatos criminales. No se conocen muchos casos de mutantes que trabajen para esta organización, pero su espíritu independiente  y su filosofía de “respeta las tradiciones, pero no dejes que afecten a tus beneficios” hacen de la Tríada un lugar menos hostil de lo que podría parecer a primera vista.»

Las Tríadas en el nuevo Mutantes

Publicado el

jueves, 4 de julio de 2013

Etiquetas

2 Comments
Deka Black dijo...

demasiado parecido al nuestro, enefecto, tanto que inquieta

Pablo Pazos dijo...

Leyendo estas cosillas entran más y más ganas de que Mutantes 3 vea la luz...